1: [-40%] ¡Únete! Suscripción mensual a Dancer’s Ways 2: Próximos retiros de danza: 2019 - Más información >>>

T2: CARTOGRAFÍA

T2: CARTOGRAFÍA

Tracemos la cartografía de nuestro cuerpo. Aprenderemos a bailar con más conciencia... conociendo los límites de nuestro cuerpo...
— Illan Rivière

Después de la primera transmisión inspirada por las formas de la naturaleza, meditativa y símbolo de cambio constante, inagotable fuente de energía..., nos alejamos lentamente de estas sensaciones primarias para trabajar la hiperconciencia del movimiento de nuestro cuerpo. Después de habernos conectado a nuestra presencia, aquí tenemos algunas nociones espaciales, que nos permiten definir nuevas formas, localizar zonas y fragmentos del cuerpo, concienciar y visualizar nuestros contornos, direcciones, planos y niveles, sentir la temperatura de nuestras emociones, y mover continentes bailando.

En plena conciencia, conociendo las extensiones y los límites de nuestro cuerpo, aprenderemos a definir el estado y el espacio en el cual nos encontramos para llevar allí elementos complementarios, reconocer y/o cambiar la calidad del flujo de nuestra cotidianidad y aprender sobre nuestros bloqueos físicos/psíquicos.

Tracemos la cartografía de nuestro cuerpo, los anticiclones de nuestras emociones, para volver a definir regularmente el estado en el cual nos encontramos, y vayamos a descubrir nuevos continentes.

Mírate, mira cada parte de tu cuerpo con atención. Mira cada zona, movilízalas una por una y vuelve a descubrir cada parte como si fuera por primera vez. Determina el estado en el que estás en este preciso momento.
El cuerpo es un verdadero mapa del tesoro, todo está interconectado. Explórate mientras te despojas de todas las tensiones que limitarían las posibilidades. Siente tu postura actual, dibuja tu kinesphera, define tu espacio. Analiza como un escáner, la ubicación de tu cuerpo, el espacio que ocupas. Acepta la posibilidad de perderte, viajar sin un mapa, mueve tu contorno desde los extremos, hasta las fronteras de lo conocido.
Nuestro cuerpo es una red y un mapa de movimiento real comparable a los anticiclones. Recuerda la calidez de la alegría y el amor, la dulce emoción de la belleza, el frío de la tristeza, la tibieza de tu neutralidad, el sudor de la ira...